Poetas Corondinos

CAGNÍN José Francisco. Escribano. Poeta.

 

Lleva su nombre la Planta Campamentil

 

Hijo adoptivo de Coronda a la que amó en su gente y su paisaje.

Nació en Tortugas (Pcia. De Santa Fe) el 4 de octubre de 1914. Según sus propias palabras “un domingo de octubre, en pleno fragor de la Primera Guerra Mundial, cuando a mi madre se le ocurrió colaborar con los pájaros”.

Vivió hasta los seis años en la zona rural, en campos que arrendaba su padre. El recuerdo de las espigas doradas, de los linares en flor, las parvas, la alfalfa, las verbenas, y aquellos caballos de “ojos como niños….agua viva colmando las fuentes del servicio”…quedaron prendidos en su memoria, vivencias puras que lo llevarían a amar intensamente lo que en su adultez consideraría “el evangelio rural de su estirpe”.

Luego de cursar los estudios primarios ingresó a la Escuela Normal Provincial de Cañada de Gómez, donde recibió el título de Maestro; en el Colegio Sarmiento de la Capital Federal completó el Bachillerato y pudo así ingresar a la Universidad Nacional del Litoral egresando como Notario. Hizo además un curso de Humanidades.

Mientras estudiaba ejerció distintas actividades vendedor de diarios, maestro en las escuelas de barrio de Santa Fe, también enseñaba boxeo en el Club Gimnasia y Esgrima de la misma ciudad. En 1944 fue designado Juez de Paz Departamental con asiento en Coronda, lugar en el que formó su hogar.

El pueblo costero, antiguo y romántico, enclavado en una geografía que ostentaba la sencilla belleza de río, playas de arena, sauces y naranjales, cautivó su espíritu sensible y se hizo corondino por afecto.

Las instituciones locales recibieron el invalorable aporte de su iniciativa incorporándose a las actividades de muchas de ellas en especial al Club Regatas, Club Atlético Gral. Belgrano, Centro Sanmartiniano y la Biblioteca Popular que lo contó entre sus directivos y por siempre como su permanente colaborador, pues aun desde la distancia siguió brindándole apoyo y sugerencias de especial validez, como la organización de las Jornadas Culturales que anualmente siguen realizándose.

Se desempeñó también como Profesor en la escuela Normal dictando cátedra de Historia y de Psicología.

Poeta de profunda sensibilidad encontró en el amiente todavía un poco aldeano del Coronda la mitad de siglo, motivos válidos para estimular su inspiración: la belleza natural del paisaje, los niños desamparados, los personajes típicos. Así su primer libro “Caramelos de Naranja” está fuertemente influido por elementos y circunstancias locales.

Las páginas de esta publicación inicial que lo ligara para siempre a Coronda, ponen en evidencia la bondad genuina del hombre que fue capaz de descubrir “el alma” de los barrios, la humanidad sufriente e ingenua que subyace en cada ser marginado, expresando sus íntimas emociones en bello lenguaje metafórico.

Su obra fue difundida por Fernando Ochoa por Radio Belgrano. Firmando con el seudónimo “Juan Soldado” en 1.950, por esa misma emisora y también en Ochoa, participó en 34 audiciones de “El chasque de la argentinidad”.

En ese año publicó además un Ensayo: “Sarmiento maestro” que mereció un primer premio en el concurso organizado por la Federación Santafesina de Maestros.

En 1957 escribió un radioteatro unitario: “Horizontes de ensueño” y para TV. canal 7 una serie para niños “Don Tomás, un guardián y mucho más”

Al recibir el ofrecimiento de un registro de Escribanía vacante en Villa Ballester, partido de Gral. San Martín (Pcia. De Bs. As.), se trasladó ahí con su familia y como lo había hecho en Coronda, participó activamente en entidades de bien público, preferentemente en la Asociación Cooperadora pro-Hogar Municipal de Niños gral. Manuel Belgrano que él fundara, presidente y luego secretario de la Asociación Amigos del Museo de Bellas Artes Ceferino Carnacini.

En 1976 publicó otro libro “Las Frutillas del Crepúsculo”, el poeta bucólico, el hombre que amaba y respetaba la naturaleza, sintió el impacto de la gran ciudad y de la era tecnológica, y expresó su dolor por todo lo perdido, en algunas de las composiciones en él incluidas.

Tres años después, cuando viajó a Europa para participar en el primer Congreso de Escritores de habla Hispana realizado en Palmas de Canarias hizo su exposición bajo el tema “Defender el ambiente es defender la vida”, además pudo recoger en su paso por distintos países valioso material de información sobre los movimientos ecologistas que luchan por la defensa ambiental, material que utilizó para su prédica en los medios en que actuó en nuestro país.

Cagnín murió en Villa Ballester el 5 de enero de 1986. Respectando su voluntad sus restos fueron traídos a Coronda el 17 de mayo de 1986 y descansan en el cementerio local, bajo unos árboles que en el atardecer, se convierten en refugio de bulliciosos pájaros.

 

 

STORNI ALFONSINA

 

Llevan su nombre el Liceo Municipal, el nuevo sector de aulas de la ex Escuela Normal, una calle y una Sala donde se exponen las fotografías que muestran su paso por este pueblo

 

La mujer argentina (nacionalizada como tal en 1920), que logró hasta ahora más alto sitial en las letras.

Nació en Sala Capriasca (Suiza) en 1892. Con respecto al día de su natalicio en muchas biografías aparece el 29 de mayo (fecha que ella misma proporcionaba), en la partida de nacimiento lograda después, figura el 22 de mayo. Desde el 1896 residió ya en nuestro país, primero en San Juan y luego en Rosario.

Vino a Coronda en 1909 al crearse la Escuela Normal de Maestros Rurales, becada por el Gobierno y luego designada Celadora. Pronto se distinguió por su inteligencia y su dedicación al estudio. Los promedios obtenidos por las alumnas en las pruebas finales, al concluir el primer ciclo lectivo, la colocan ya en un primer puesto.

Sobresalió también en los actos culturales que realizaba la escuela, destacándose principalmente por sus condiciones para el canto y para la representación teatral. No obstante se produjeron también aquí preludios poéticos que anticipaban su trayectoria; da cuenta de uno de ellos en marzo de 1910 el diario “Nueva Época”, quien al comentar el acto organizado en celebración del primer aniversario de la creación de la escuela, narra que luego de las palabras de la directora Srta. María Margarita Gervassoni, “la alumna de 2° año Srta. Alfonsina Storni leyó unas sentidas estrofas…..que tienen el gran mérito de ser originales”. Al finalizar el año, al graduarse, escribió en. Álbum obsequiado por todas las alumnas a la Srta. Gervassoni, la poesía “El Maestro”.

 

Esta entrada fue publicada en Coronda: historia, cultura y producción. Guarda el enlace permanente.